Proyectos de protección contra inundaciones que utilizan la familia de tablestacas sintéticas de CMI han estado en servicio por más de 25 años.